Ser padre…

Ser padre es una saludable pausa perpetua al ego que recomiendo con entusiasmo…


Compartir vía:

Deja una respuesta