27 y sigue

27 y sigue

Se abalanzó a la ventana al llegar la puesta del sol
y se juró que mañana lo haría un poco peor
desayunando las drogas que había para cenar
ya entraría en calor en el trecho que aún tiene que andar

Sus veintinueve febreros cumplidos le hacen recordar
que hace dos años se quedo a las puertas del selecto club
por un espejo que negó su filo a la oportunidad
y adorno sus muñecas con sendas sonrisas sin luz

Sin luz…

Oye venir a la lluvia como quien espera un favor
y se santigua con la convicción del que nunca creyó
Odia a la gente que dice que debe exponer su dolor
piensa en vacío mientras reflexiona lo que se perdió

Al contemplar a su amada en un cuadro sin dimensión
nota que faltan las flores que ayer por la tarde dejó
y recogiendo sus pasos vacíos en el poblenou
se hunde la playa ignorando el frío, la lluvia y a dios

Y adios…

Los comentarios están cerrados