ChatGPT: ¿qué corregirías de este artículo?

Ya puestos en plan de divertirnos, y como hicimos el día que salió ChatGPT, a tenor del artículo en el que hablaba de esa tecnología, le pedí que lo analizase y me diera sugerencias de mejora… Y debajo lo que me contestó 😉


Manuel: ¿Qué mejorarías de este artículo?

ChatGPT: Mejoraría la claridad y coherencia del artículo. También mejoraría la organización del contenido, ya que el artículo parece saltar de un tema a otro sin una conexión clara entre ellos. Además, sugeriría agregar más detalles y ejemplos concretos para ilustrar mejor los puntos que se están tratando.

Manuel: podrías ser más específico?

ChatGPT: Sí, claro. Algunas sugerencias específicas para mejorar el artículo son:

  1. Comience el artículo con una introducción que proporcione un contexto general sobre ChatGPT y su importancia en el campo de la inteligencia artificial.
  2. Organice el contenido del artículo en secciones temáticas y subsecciones para que sea más fácil de seguir. Por ejemplo, una sección sobre las reacciones a ChatGPT, seguida de una sección sobre sus posibles usos en el campo de la educación, y una última sección sobre el papel de los docentes y padres en el uso de la tecnología.
  3. Incluya ejemplos concretos que ilustren cómo ChatGPT puede ayudar a los estudiantes en su proceso de aprendizaje, y cómo los docentes pueden utilizar esta herramienta para mejorar la educación.
  4. Proporcione más detalles sobre los posibles usos de ChatGPT en el campo de la educación y cómo puede ayudar a los estudiantes a adquirir habilidades como la investigación y el razonamiento crítico.
  5. Concluya el artículo con una reflexión sobre el papel de los docentes y padres en el uso de la tecnología en la educación y cómo pueden ayudar a los estudiantes a aprovechar al máximo herramientas como ChatGPT.

Manuel: ¿Qué tal si lo reescribes para entender mejor las sugerencias?

ChatGPT: Vale. Sería así:

ChatGPT es la última iniciativa de OpenAI, y consiste en una aplicación que implementa un modelo de lenguaje entrenado para interactuar con las personas de manera similar a como lo haría otra persona. La inteligencia artificial que utiliza permite que ChatGPT analice el lenguaje y genere respuestas de manera fluida y natural, pudiendo proporcionar información y ayuda sobre distintos temas.

Desde su lanzamiento, muchos expertos de diferentes disciplinas han probado ChatGPT y han quedado sorprendidos por cómo funciona. No tanto por las respuestas que da, que son razonablemente buenas, sino por cómo se desenvuelve durante la conversación: responde rápido, mantiene el hilo de la conversación y hasta tiene un toque de humor.

Aunque ChatGPT funciona muy bien, esto ha generado cierta inquietud. ¿Nos reemplazará? En el campo de la educación, una pregunta recurrente es cómo detectar si un alumno ha realmente hecho el trabajo que le corresponde. Sin embargo, este escenario existía también antes de ChatGPT, Google, la web y internet. La tecnología es neutral, y lo malo es su uso inadecuado. Es responsabilidad de los docentes estar al tanto de estas herramientas tecnológicas y saber cómo incorporarlas en sus dinámicas de aprendizaje.

Además, debemos recordar que también somos docentes como padres. Reducir la barrera de acceso a la información (que, dicho sea de paso, es uno de los objetivos de la web desde sus inicios) es positivo. Hacer un trabajo significa entender lo que se quiere investigar, documentarse, trabajar y filtrar la información. Es durante este proceso que se adquiere el criterio. ChatGPT puede ayudar a los estudiantes en su proceso de aprendizaje, y es responsabilidad de los docentes y padres aprovechar al máximo esta herramienta y enseñar a los estudiantes a usarla de manera responsable y efectiva.


Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *