Diógenes -banda sonora de una pena colectiva-

Diógenes frota su vientre en esquinas que dan a la estación de Sants
Con sus harapos a cuestas remienda los sueños que cuestan hilar
Anda y vuelve a su estación que aprendió a extrañar
afecto estéril imperfecto que la locura no puede quitar…

Silba en silencio texturas vacías en cuadros que nadie verá
las cuelga sin clavos en la sepultura del alma de esta gran ciudad.
La luz de la noche -aliada invisible- le indica donde hay que pinchar
para que no duela, para que si vuela su voz pueda gritar


Dibujo de Jaime Villegas

Habla y refuta los dogmas sagrados a un cirio de cincuenta watts
acólito blando de la sacristía del templo de una sociedad
que lucra en sus fieles, induce su alogia y luego no duda en dictar
retórica obscura en frases que exudan hedor espiritual

Parte en la noche inseguro a un viaje del cual no va a regresar
con débil linterna va casi a tientas, no sabe ni porqué se va
buscando las dudas para sus respuestas, alguna allá encontrará:
cargó en la mochila sus mejores penas, durmiendo ya se va…


Compartir vía:

Dos ventanas

Dos ventanas de aquel cuarto no conocían al sol
y dos poemas vacíos describían al rincón
de un alma atormentada deambulando sin control
al que todos los domingos visitaba la razón

La vida le ha vestido de azulado-represión
que a menudo se contempla al otro lado del salón
Acallar a lo que él cree le inquieta el corazón
pendular la ideología que gobierna su nación

Barcelona por las noches no disipa su dolor
Aun con todos los colores que su espíritu probó
Genuflexas posiciones de lujuria y de oración
encallado en la rutina de una droga sin amor

Convertía sus temores en acordes de canción
Y con épica ligera adornaba su expresión
escribiendo alejandrinos carentes de convicción
A menudo se imagina sin angustia en el salón


Compartir vía:

Que una línea traiga tu voz

Me duermo cada vez que me levanto
me caigo aunque esté a ras de suelo
Si vuelo escribo alguna canción
Espero que una línea traiga tu voz
oh Dios
que una línea traiga tu voz

Dejaste de discutir en mis sueños
me aturde que en tu lugar hay silencios
Los lleno con frases por entender
me grito que voy a hacerte volver
oh Dios
que una línea traiga tu voz

Arrastro pena inconclusa en mi duelo
mi alma se desconoce al espejo
El alba no trae el amanecer
mis cuentos no me logran convencer
oh Dios
que una línea traiga tu voz

Acepto que no vendrás -de momento-
me temo que ese momento es eterno
quisiera que alguien me preste su fe
la luna ya no me da su poder
oh Dios
que una línea traiga tu voz

Versión original: Que la línea traiga tu voz

Me duermo cada vez que me levanto
Me caigo aunque estoy en el suelo
Si vuelo escribo alguna canción
Espero que la línea traiga tu voz
Por dios
Que una línea traiga tu voz

Y veo como con sombra a mis sueños
No oigo -por más que intento- al silencio
Y suelto mil frases por entender
Escribo que espero a verte nacer
Por dios
Que una línea traiga tu voz


Compartir vía:

Obituario

Anoche que estaba pasado de copas
prendido a la cama, oyendo la radio
la luz apagada y ligero de ropas,
me dió por pensar en mi obituario…

No escrito por mi y algo mal redactado;
plantado a pulso en mármol pesado.
Supongo dirá que fui bueno y malvado:
que toda mi vida quise ser humano…

Ojalá diga allí que fuí un chico normal.
Que morí en mi ley, me gustaban los Floyd.
Me perdían el rastro cada fin de semana
Me encontraban los lunes si me daba la gana…

Juntando las frases que me han dedicado
no encuentro ninguna que diga lo siento
será que muy pronto ya he perdonado
o que la partida la hice contento

Y si aún queda espacio le gritaré al mundo
que me fuí cansado de tanto concepto
Que esto de la muerte no es drama o misterio:
total de morirse aún nadie se ha muerto


Compartir vía:

Poesía


Hay poesía
en tus ojos tan serenos
que pasean por mi mundo
y lo intentan entender…

Hay poesía
en tus modales tan calmados
muchas veces me han sonado
a un total desinterés…

Hay poesía en las cosas que a veces te inventas
y que dichas a tu modo, prosa parecían ser…

Hay poesía
en las cosas que no escribes
(Eso tiene que ser cierto:
en lo que escribes casi no hay)

Hay poesía
en los sábados vacíos
en llamadas que me hacías
que no quise contestar

Hay poesía en nuestras broncas de fondo tan absurdo
Hay poesía en tu mundo que no quiero perder…

Versión original: Poesía

Hay poesía
en tus ojos tan serenos
cuando apuran este mundo
y lo intentan entender…

Hay poesía
en tus modales tan calmados,
muchas veces me han sonado
como a falta de interés…

Hay poesía en las frases que a veces te inventas
y que dichas a tu modo, prosa parecen ser…

Hay poesía
en las cosas que no escribes
(eso tiene que ser cierto:
en lo que escribes casi no hay)

Y hay poesía en discusiones que eran tan absurdas
Y hay poesía en tu mundo que no quiero perder…



Compartir vía: